10 de diciembre de 2008

HIGADO ENCEBOLLADO

Y siguiendo con la matanza, os diré que una de las primeras partes del cerdo que solemos preparar, es el hígado.
Tras la matanza, el cerdo se cuelga en el alpendre(cobertizo) y se deja toda la noche para que "entalen" las carnes. Esto es, para que pierdan calor y se endurezcan facilitando así su despiece posterior. Por este motivo, es preferible hacer las matanzas en época de frío.
Así, mientras cortan la carne, el hígado se lleva a la cocina para prepararlo y tener algo calentito que llevarse a la boca, una vez terminada la faena.

HIGADO ENCEBOLLADO

Higado encebollado-detalle

1/2 hígado de cerdo
2 cebollas grandes
1 hoja de laurel
1 copa de brandy
una pizca de pimentón picante
sal
ajo

Partiendo del trozo de hígado crudo, con un cuchillo bien afilado, vamos cortando filetitos pequeños lo más fino posible. Hay quien lo corta en dados, esto como todo, va en gustos.
Higado encebollado-crudo
Una vez tengamos el hígado fileteado, lo adobamos con unos ajos picaditos y una pizca de sal.
Cortamos las cebollas en juliana fina.
Higado encebollado-ingrs.
En una cacerola ponemos unas 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Pochamos ligeramente las cebollas y antes de que tomen color, añadimos los filetitos de hígado y revolvemos el conjunto.
Higado encebollado-sofreir
Añadimos el pimentón picante y el brandy.
Higado encebollado-añadir brandy
Si no quedase cubierto por el líquido, añadiremos medio vasito de agua. Le ponemos la hoja de laurel y dejamos cocer tapado durante unos 15 minutos a fuego suave, hasta que la cebolla esté muy blandita pero no deshecha.
Higado encebollado-cocinar
Finalmente rectificamos de sal y servimos con su salsita.

Higado encebollado-plato

Os recomiendo una buena provisión de pan, pues aún aquellos a los que no les gusta el hígado, no perderán la oportunidad de mojar en la salsita....

Nota: esta es mi segunda aportación al HEMC # 28 dedicado a la matanza y cuya anfitriona este mes es La cocina de Pikerita.


39 comentarios:

Pikerita dijo...

Aunque yo soy de las que no hace ascos a nada y todo lo pruebo es verdad que el hígado no es mi plato fuerte... y éste llama a probarlo y como bien dices a mojar en la salsita... ummm que rico.. si es que queda un color bonito.. bonito.. que pena que no pueda "olisquearlo"

Ivana dijo...

Que rico!!
La verdad es que la matanza es todo un ritual no? Yo no he visto ninguna!!
besitos

Carlos Dube dijo...

Es que hay hígados e hígados Pilar... El tuyo.. maaaadre mía... éste es de la más pura calidad (por vuestro cerdo) y eso se nota, y eso a la gente le gusta... En la tienda te arriesgas a comer basurilla, y aunque no sea asi, la gente no lo compra por miedo a las químicas y las hormonas. Un saludo.

lamastelle-golosete dijo...

Yo lo preparo cortado en taquitos y con vino blanco. No para mi, que la cebolla me sienta mal, sino para mi hermana, que le encanta.

Merchi dijo...

Una rica y nurtitiva receta, no suelo hacerla mucho, normalmente se la hago a mi marido que se pone las botas con el higado encebollado. Siempre lo he preparado con vino blanco, pero la proxima vez que se lo haga, lo haré con brandy a ver que tal.

Biquiños, tiene una pinta impresionante Pilar.

nieves dijo...

Me encanta el hígado encebollado, pero ésta es una pieza tan delicada, que lo compro cada vez menos.
Me reitero, pero ¡qué suerte tener estos productos caseros, sabiendo verdaderamente qué es lo que estás comiendo!

Un abrazo.

Dolorss dijo...

A mi padre le gustaba muchíssimo el higado con cebolla y a mi también pero no tanto. (supongo que me lo pegó).
Me doy el capricho de vez en cuando , eso si, con cerdo de casa en la matanza .

Begoña dijo...

No soy capaz de comer hígado, pero me gusta tanto como huele, y este que has hecho, con su cebollita,....Tengo que intentarlo, me gusta todo lo que está hecho co hígado(patés,...) pero no soy capaz de comerlo sin triturar.
Un saludo, Begoña

Su dijo...

Me ha transportado a mi infancia, a mis abuelos le encnataba este plato, bueno parecido...
Enhorabuena monstrua de la matanza

martuki dijo...

Es uno de mis platos preferidos Pilar, mi abuela lo hacía mucho y mojar en la salsita es un placer mmmm!!, tiene una pinta deliciosa el tuyo. Un besote

recetasdemama.es dijo...

¡Que bien se pasa en una matanza. La verdad es que hay mucho que trabajar, pero es un trabajo distinto y divertido. Hasta hace unos años se hacía también matanza en casa de mi madre, y el hígado se preparaba también guardar, frito en manteca y con aliños nosotros le decimos "asaduras"
El encebollado debe estar riquísimo

Mezquita dijo...

Me chifla el higado encebollado!!!! Es uno de mis platos favoritos... lo único es que el laurel y yo estamos peleados. La proxima vez avisa que me presento con un trozo de pan :D

besiños.

Laura.

Sonia Martín dijo...

Eres una maestra. Este se lo paso también a mi contrario que le encanta. Un beso grande. Sonia

Norma dijo...

Waoooooooooo cuanto tiempo no veia un higado encoballado el preferido de mi padre , en peru tambien se come el higado encoballado y mi padre muere por el le encanta asi encebollado y con picante y tomates jaajj el tuyo se ve delicioso me encanto recordar y ver este delicioso plato

comoju - Cova dijo...

Con lo que a mi me gusta el hígado y el encebollado, ya ni ten cuento... este plato tuyo y así "de casa", tenía que estar para moririse de gustillo

Un saludo

Marisa dijo...

Mmmmm!!! Qué rico, cuando era pequeña en casa se preparaba encebollado y con azúcar, probaré tu receta y seguiré recordando viejos tiempos. Un besiño Pily.

Cooking in Wonderland dijo...

ALGO ASI HABIA EXPLICADO MI PROFESORA DE COCINA. FUENTE MUY GRANDE DE HIERRO... ME GUSTA LA CONVINACION DEL BRANDY.

SALUDOS :)

TROTAMUNDOS dijo...

Pilar estos son clases intensivas de matanza, jaja, me encantó leer todos los post. A mí este es un plato que me fascina, y así encebollado es una ricura, al igual que la sangre otra cosa que me fascina desde siempre.

Muy rica tu aportación.

Un besote.

martolina dijo...

Hola Pilar! sigo siguiéndote y hoy, en fín... higado encebollado y muchísimo más!!! Esta no me la pierdo tiene que etar riquísima!!!

Bico i gràcies!

Mar dijo...

Hace muchos años que no lo como, mi madre lo hacía mucho, pero ahora como en casa no gusta no lo hago nunca, así que me llevo un plato tuyo para mi sola
Un beso

Pilar - Lechuza dijo...

Pikerita: Pues es una pena que no lo pruebes, está buenísimo.
Ivana: Yo tambien prefiero no verla, no oirla. Voy cuando ya termina lo peor.
Carlos: Yo solo lo hago cuando es casero, no suelo comprarlo. De ternera sí lo compro sin problema.
Lamastelle: Pues se la separas y listo!!
Merchi: Yo lo hacía con vino blanco, pero desde que le pongo brandy, está muchísimo mejor.
Nieves: si lo compras en una carnicería de confianza, no creo que haya problemas.
Dolorss: Es que sabe a gloria bendita!
Begoña: Te doy un consejito: pruebalo en bocata. Haces un bocadillo con bastante cebollita y el higado sin recargarlo demasiado. Verás que cosa más rica.
Su: Has visto alguna foto mía ultimamente? No por nada, sino por lo de monstrua, je,je.
Martuki: Así que la abuela, eh? Y la nieta, qué no se anima?
Ana: Es una tradición que se está perdiendo, pero a las que lo vivimos, nos quedarán los recuerdos.
Mezquita: Pues uno sin laurel para mi amiga Laura!!
Sonia: De maestra nada, aprendiz de todo!!
Norma: me alegra saber que en tu país tambien se prepara así. No somos tan distintos al fin y al cabo.
Cova: Pues marchando una racioncilla para tu casa. Como te lo mando Seur o Correo normal?
Marisa: Con azúcar? Esa receta me la tienes que pasar.
Cooking in Wonderland: Tienes razón, contiene hierro en cantidades industriales.
Trota: Te fascina la sangre? No tendras familia allá por Transilvania, no?
Martolina: cuanto tiempo sin saber de tí. Me alegra de que sigas visitandome.
Mar: Pues no te prives, hazlo para tí solita, verás que cara ponen al verte disfrutar de la salsita. Querran mojar y todo!!

Un bico para tod@s

RosaMaría dijo...

Qué maravilla de explicación y de fotos! Me encanta el hígado encebollado, me hiciste acordar de mi buena amiga Dosinda que me traía hígado en cada matanza. Recuerdos entrañables de Coruña que llevo en el corazón y también en el paladar.
Gracias

Mi nombre "Natanael." dijo...

Hola Pilar, lo del pan es por mi seguro, ya que a mi mujer le encanta y yo mojo el pan en su salsa,llevo algunos dias sin visitarte y veo que te as currao el blog,la matanza que tienes en la mesa , los codillos uhhhhhh,y las manzanatas pa que contarte,no me enrrollo mas y desearte muchas FELICES FIESTAS.

cibercuoca dijo...

Hola Pilar, dá gusto venir a visitar tu cocina, siempre con platos muy bueno y lo mejor: hecho en casa , ya no puedo comer cebollas, pero no dejo de apreciar lo bueno, ríquísimo, a mi marido le encanta y mi hija huye, jajaja, no sabe lo que se pierde esta chica.

Besos

Pattty Treviño dijo...

Hola, me has hecho revivir epocas de mi niñez, cuando mi madre nos hacia de cenar higado encebollado, era de chuparse los dedos, solo que este era de res, habra que probar que tal sale el que tu amablemente compartes, salu2

Inmaculada (Adi) dijo...

Adoooooooro el hígado encebollado, no me acompaña mucha gente en esto, lo reconozco, pero ellos se lo pierden, como se suele decir: hay gente pa tó, jejejeje
Guasas aparte, de verdad que es uno de mis platos favoritos. El resto de las vísceras no me van mucho pero el hígado si, definitivamente si. Y con mucha cebollita.
Me encantan estas recetas que nos estás poniendo con todas esas explicaciones tan curiosas sobre la matanza. Muy interesantes.
Yo soy de las cobardonas que si tuviera que matar al gorrino o algún otro bicho probablemente me haría vegetariana, pero si me lo dan hecho, eso ya es otra cosa. De cualquier manera dicen que hasta que no se tiene hambre de verdad uno no sabe que sería capaz de hacer para comer, espero de verdad no verme en esa tesitura...
Un besazo.

Margarida dijo...

Jopetas, en mi casa no les gusta nada el higado, lástima, me alimentaré mirando el tuyo, con ese color, esa cebollita, esa salsita, ese... bua, bua, bua

delantal dijo...

Pilar, yo odio el hígado, de pequeña lo metía en los bolsillos de los pantalones y lo tiraba al jardín, manías de niña que llegaron a la mujer que soy. Pero a mi marido le encanta y mi madre se lo hacía. El caso es que desde que ella no está no tengo la receta de cómo hacerlo y casi se me ha convertido en un tabú preparar hígado encebollado. Por eso celebro con alegría que tú hayas colgado aquí tu receta que me viene de perlas. Mil gracias
Un abrazo

PimientayChocolate dijo...

Pilar, me encanto la receta, gracias,justo ahora que me recomendaron comer mucho higado y no tenia mucha idea de como prepararlo, siempre lo hacia mi abuela, y como bien dices con un mucho pan al lado !!!

un beso, daniela

LOLA dijo...

Tengo que reconocer que no es santo de mi devocion el higado aunque reconozco que este tuyo tiene una pinta...¡felicidades!

Pilar - Lechuza dijo...

Rosamaria: cuanto me alegra haberte traido recuerdos buenos ( que no estan los tiempos para recordar cosas malas)Tú amiga Dosinda, es un cielo!!
Natanael: Ya ves, nos encanta la carne de cerdo casero. Pero ya tengo el congelador casi vacío, snif...
Cibercuoca: Bueno, a lo mejor le cambian los gustos a tu hija. A mí cosas que cuando era jovencita no me gustaban, ahora me encantan!
Patty: Por res entiendo que era de ternera, no? Pues tambien está muy rico, sin embargo a mí personalmente me gusta más el de cerdo.
Adi: Yo me limito a traer la carne para casa y colaborar un poco, no creas que presencio la matanza, nooooo, no podría estar allí y luego comerme el animal !! Mi suegra me tienta muchas veces para que mate un pollo, pero si está dispuesta a esperar años a que muera de viejo, por mí vale..
Marga: Y si lo preparas en plan egoista para tí sola? Así los demás ven la cara de disfrute que pones y a lo mejor se animan.
Delantal: Pues sí que estarían bonitos los pantalones, je,je.
Ya me contarás si se lo preparas a tu marido y si le gusta mi manera de preparlo.
Daniela: El hígado está cargado de hierro y es muy sano para muchas carencias. Espero que te guste mi receta.
Lola: Pues yo te animaría a tomarlo en bocata, engorda un poco más pero se disimula mucho la textura.

un bico grande a tod@s

Josemari dijo...

Muy bien socia. Para que google se entere y quede ahí para la posteridad, que ya apenas se comen estas cosas. Había un bar en Donosti (casa Albi) en el que hacían pintxos de hígado frito con cebolla doradita. Solía ir de vez en cuando pero cerró. Tendremos que poner el restaurante y lo recuperamos.

Un abrazo

Irene dijo...

Uhmmm! que rico, en casa nos encanta.

Un beso

MARISA o famalap dijo...

Buenooo, por aquí sólo me paso para decirte hola!!, uf!! el hígado y demás vísceras soy generosa y os las regalo!!

Jeannette dijo...

El hígado encebollado es muy sabroso, con una papas fritas y pancito al lado no se necesita nada mas..hmmm

SEFA dijo...

Esta receta la hago yo con higadillos de pollo, pero la probare asi, tiene una pinta........y desde luego untar pan que no falte, un abrazo. SEFA

Joana dijo...

Que rico... mi madre me lo hacia asi y los riñones tambien... con unos cachelos uhmmm que ricos! cuando vuelva a España le voy a decir que me los haga otra vez...

Felices fiestas...

Un besazo

Aprendiz dijo...

Delicioso , tu segunda receta que hago y perfecto aunque tuviera que cambiar el coñac por vino blanco , el resultado fue estupendo , muchas gracias de nuevo.

Saludos!!

A.M.P.A. C.P. Arquitecto Santiago Calatrava dijo...

He copiado tu receta y me a salido bueniiisimo, aunque con un ligero cambio, en lugar de coñac (no tenia) le añadí Ron añejo y la cebolla dulce,te felicito por la receta.
Un saludo

ShareThis