11 de octubre de 2007

VIEIRAS AL HORNO " AL ESTILO LECHUZA"

La vieira es uno molusco muy versátil. Entre las distintas formas de prepararlas destacan : la empanada de vieras ( una verdadera delicia) y las vieiras al albariño. Sin embargo, la forma que mas me agrada es la que os propongo hoy.


Vieiras crudas limpias

Vieiras crudas 2

Frecuentemente en los restaurantes las sirven con un rustrido pastoso hecho con tomate y pan rallado. Están ricas porque la vieira es rica, pero parándose un poquito y preparando un rustrido más completo, conseguimos realzar aún más su estupendo sabor.


VIEIRAS AL HORNO " AL ESTILO LECHUZA"

Vieiras al horno hechas

Ingredientes:
8 vieiras grandes
1 cebolla grande
100 grs. jamón en taquitos
100 grs. bacon o panceta ahumada
2 cucharadas de tomate natural
3 cucharadas de pan rallado
3 dientes de ajo
perejil

Vieiras al horno ingrs.

Abrimos las vieiras pasando un cuchillo por entre las dos conchas. Lavamos muy bien eliminando las "barbas" y la bolsita negra que se encuentra en su interior. Deberán quedar dos partes: la vianda (blanca) y el coral ( naranja) sobre la parte cóncava de la vieira.( deshechamos la otra parte).

Vieira cruda con tapa


En una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, doramos muy picadita la cebolla. Añadimos la panceta y el jamón serrano. Cuando cambie de color añadimos los ajos picaditos, el perejil y el tomate natural. Dejamos que se ablande todo durante 8 min.

Vieiras al horno sofrito tomate

Sobre la concha, ponemos una cucharada de rustrido y sobre éste la vieira y el coral. Cubrimos a continuación la vieira con más rustrido y espolvoreamos con pan rallado. Hacemos lo mismo con todas las vieiras hasta terminar el relleno.

Vieiras al horno antes


No es conveniente que lleve demasiado aceite, pues como no se consume al hornear, quedarían muy aceitosas e indigestas.

Vieiras al horno antes 8

Una vez tengamos todas listas, las introducimos a horno fuerte 180º durante 10 minutos o hasta que veamos que tienen un color doradito en la superficie.


Vieiras al horno una


No debemos cocinarlas en exceso, pues el resultado serían unas vieiras secas sin sabor.

15 comentarios:

Rosa dijo...

Dios mio¡¡¡¡ casi se puede sentir el olor, se ven espectaculares. Un abrazo

Inmaculada dijo...

Qué suerte, vieiras... aquí en Mallorca mucho pescado, pero las vieiras está claro que no se dan aquí. Habrá que espera a ver si las traen para Navidad, porque congeladas no me apetece comprarlas.
Una preciosidad de receta.

Chela dijo...

En primer lugar, ¡¡¡FELICIDADES!!! por tu santo, ya sabía yo que hoy habría un buen menú.
¡Me chiflan las vieras, yo también las hago así porque me parece la receta más natural de todas. Además le echo un chorrito de vino blanco al mejunje cuando lo estoy haciendo a ser posible del mismo vino con el que vaya luego a tomarlas.Le da un punto especial.

Besos y de nuevo, muchisimas feliciades.hoy día 12.

Rosa dijo...

Feliz dia del Pilar . Un abrazo

Pilar dijo...

Gracias por vuestras felicitaciones.
Inmaculada: las vieiras frescas son estupendas, pero las congeladas tampoco desmerecen nada. Bien preparadas no se nota.

Gourmet de provincias dijo...

Muchas gracias por darme a conocer tu blog. Pasaré por aquí con frecuencia.

Por cierto, estupenda receta.

MARISA o famalap dijo...

UMHUMH!!! recuerdo unas vieras frescas que me regalaron el año pasado y las cociné parecida a ésta receta...qué cosa tan rica!! Otra vez las compré congeladas y no sabian tanto a mar, estaban ricas pero donde anden las frescas.
Ahora me ´cenaba unas cuántas...qué ricas!!!

Encarnasao dijo...

gracias por visitar mi blog, asi he podido conocer el tuyo que me parece muy bueno.
esta vieiras me gustan mucho, la pena es que por esta region no se encuentran.
encarna

Carlos dijo...

Bueno estas vieiras están para comerlas por los ojos, te felicito

Rosa dijo...

Una receta estupenda. Nunca he hecho vieiras y con esta receta me ha entrado ganas de probar. A ver si me animo.
Un saludo

Xil. dijo...

Yo las hago parecidas. Primero, sofrío cebolla, puerro y ajo en aceite de oliva con una o dos guindillas, dependiendo del gusto de cada uno y de la cantidad de vieiras. Cuando está pochado, retiro las guindillas y paso todo por un chino. Quien no lo tenga, que use una batidora pero sin batir demasiado, que quede como con grumitos. Con esto te ahorras el tener que picar demasiado fino al principio. Vuelvo a poner el resultado en una olla buena, con fondo grueso y añado vino seco o dulce, mejor que albariño, en plan Tío Pepe o Pedro Ximenez. Cuando se empieza a reducir, añado pimiento de lata picado lo más fino que te dé el cuchillo o, si no, lo machacas, junto con jamón serrano muy picado y huevo cocido muy picado. Otra opción sería, en vez de vino, añadir en este punto zumo de lima y cilantro y perejil frescos. A veces el color verde se lo doy picando muy finito unas algas. En este punto salo y miro cómo anda de picante, porque es el momento de añadir pimentón dulce y, si ves que hace falta, pues también un poquito de picante.
Como no queremos que la salsa quede demasiado suelta, podemos espesarla con un poco de pan rallado, sin pasarnos. Ponemos las vieiras en la salsa dos minutos y apagamos el fuego. Todo este proceso yo lo habría hecho la noche antes de poner las vieiras al horno, así, tras poner cada vieira con salsa en su concha, todas en bandejas, sello éstas con plástico de cocina y las dejo toda la noche en la nevera, para que la vieira se impregne bien del sabor de la salsa. Pero, el motivo principal de hacer esto un día antes es que toda la parafernalia de lavar vieiras, usar diferentes ollas y chino e ingredientes y utensilios tan diferentes, crea un caos en la cocina y absorve tanto tiempo que, de esta manera, cuando lleguen los invitados, sólo tienes que espolvorear las vieiras con pan rallado y ponerlas al horno, mientras te tomas un vinito con la gente.

Espero que os guste. Me parece muy interesante esta página. Recurro a ella mmuchas veces aunque, desgraciadamente, no siempre puedo seguir las recetas, ya que vivo en Nebraska y no me es fácil o asequible usar las maravillas de productos de la terriña. De hecho, me he trañido conchas de vieira de Galicia y, a falta de vieiras, a veces hago la receta anterior sustituyendo las vieiras por cualquier producto del mar que tenga a mano.

Saludos de un fisterrán en Nebraska.

Anónimo dijo...

De Perú
Buena tu receta, Felicidades y muchos saludos.

ana dijo...

Muchas felicidades y sobre todo muchas gracias por esta maravillosa página, ya que a mi madre no le dio tiempo a enseñarme todas las recetas y tú me ayudas muchísimo, gracias y enhorabuena

Mar dijo...

Qué buenas, madre del amor hermoso... que pinta tienen!!!!!!!

Anónimo dijo...

m mola la receta esta anda ky ke

ShareThis